Articulos hoy Diario de Sevilla

Inicio Foros Foro Primer Equipo Articulos hoy Diario de Sevilla

Este debate contiene 1 respuesta, tiene 2 mensajes y lo actualizó avatar Gol Norte hace 2 años, 9 meses.

Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)
  • Autor
    Publicaciones
  • #6796
    avatar
    El Moreno del Barco
    Participant


    Sin pies de plomo
    Maciá y las falacias del proyecto

    Samuel Silva | Actualizado 29.02.2016 – 01:00

    0 comentarios
    1 voto
    enviar
    imprimir
    incrementar
    disminuir

    Share
    Aeste columnista ocasional le apetecería escribir de esa maravilla del baloncesto llamada Stephen Curry -visionen el último triple que dio un triunfo más ante los Thunder-, pero la situación del Betis reviste suficiente gravedad como para obviar un análisis que trasciende los resultados. Las falacias con las que comenzó el actual proyecto señalarían a Eduardo Maciá como primera cabeza visible del mismo, pero la raíz del problema se encuentra en las mismas entrañas del club verdiblanco.

    Eduardo Maciá no sólo está en tela de juicio por las profundas contradicciones de su discurso, sino también por su falta de ojo clínico para confeccionar una plantilla competitiva o por sus dispendios en las contrataciones. Decía el neófito director deportivo, entre otras cosas, que este primer año de regreso a la élite era fundamental para colocar las bases del futuro y, ahora mismo, el devenir del Betis pasa por alcanzar la permanencia antes de acometer otra renovación de sus componentes.

    Aun así, no toda la deriva deportiva e institucional tiene su origen en esas nefastas decisiones deportivas de Eduardo Maciá. Para empezar, alguien debería asumir la responsabilidad de la contratación del valenciano y sus colaboradores, como también de esa legión de altos ejecutivos que se pasean por el club más preocupados de intrigas personales que les permitan mantener sus particulares cortijos y que influyen en decisiones tanto de primer orden como del día a día de la entidad.

    La primera tarea de este Betis pasa por alcanzar los puntos necesarios para la salvación, pero un proyecto a medio plazo requiere de intervenciones de mayor calado. El bisturí deportivo tiene identificado su principal problema, pero para el necesario crecimiento el cirujano deberá emplearse a fondo. Y cuidado con escuchar de nuevo a esos embaucadores de fuera…

    ——————————————————————————————————

    CON MERINO COMO CON MEL

    El Betis suma en los siete partidos de la segunda vuelta tres puntos menos que en la primera, ha ganado dos puestos y perdido un punto de colchón. El problema, el mismo: Eduardo Maciá.
    Javier Mérida sevilla | Actualizado 29.02.2016 – 07:38
    zoom
    Artículos relacionados

    Cara y cruz en jugadas a balón parado

    0 comentarios
    0 votos
    enviar
    imprimir
    incrementar
    disminuir

    Share
    Tras siete partidos con Juan Merino al frente de la plantilla, los que van disputados de la segunda vuelta, casi dos meses después de ser destituido Pepe Mel, puede acudirse a factores cuantitativos tanto como a los cualitativos que la conclusión sobre los males que asuelan al Betis es la misma: el problema de este equipo (incluso habría que decir de este club) no es de entrenador.

    Ya quedó suficientemente demostrado hace dos temporadas, cuando el técnico madrileño fue destituido y tanto Juan Carlos Garrido como Gabriel Humberto Calderón no hicieron sino empeorar su labor y enviar al equipo a los avernos con la connivencia del peor consejo de administración que jamás tuvo la entidad y que, el día de marras, capitaneaba José Antonio Bosch, el mismo que estos días es investigado por los donativos que tan gratuita y presuntamente concedió con los dineros del Betis por valor de casi medio millón de euros.

    Pues este consejo, heredero de aquél tan nefando, entronizado por el mismo entorno y por sus palmeros, ha tropezado con la misma piedra: en lugar de fortalecer la figura de su entrenador frente a cierto grupúsculo de futbolistas mercenarios y traicioneros, lo ha fiado todo a aquel embaucador que llegó de Valencia para asumir la dirección deportiva y que aún se pasea por Sevilla y por Heliópolis sin que nadie le eche en cara los desmanes cometidos con una ingente cantidad de millones de euros. Eduardo Maciá, el principal culpable de que el primer equipo (del filial mejor no hablar) se halle en un sinvivir en la categoría, no ha sido capaz en invierno de enmendar los fallidos y sospechosos fichajes del verano.

    De once a ocho puntos

    Más allá de las sensaciones, que los chupatintas que mangonean en el club quieren ver mejores a la fuerza (de un mal central como Pezzella también se han leído y oído críticas positivas inasumibles para cualquiera que domine mínimamente el fútbol), la cuenta de resultados de Merino es inferior a la de Mel si se compara el mismo tramo de partidos por ambos disputados. Ocurre que los empates hasta que no hacen mella en la tabla clasificatoria se suelen ver bien.

    El linense, en absoluto responsable de la mala marcha del equipo -más bien al contrario-, lleva siete partidos al frente del Betis y en ellos el equipo ha sumado ocho puntos, fruto de cinco empates (Villarreal, Real Madrid, Deportivo, Sporting y Rayo), una victoria (Valencia) y una derrota (Real Sociedad). Con la dificultad de visitar el Bernabéu y Mestalla, dos de los tres recintos peores para el Betis en su historia reciente y total, Mel sumó en esos siete partidos en la primera vuelta tres puntos más, es decir, once, fruto de tres victorias (Real Sociedad, Sporting y Rayo), dos empates (Villarreal y Valencia) y dos derrotas (Real Madrid y Deportivo).

    El colchón similar

    Si la hagiografía de la que se rodea el club para resaltar actos inocuos, batallitas empatadas y demás vendía hace dos días que con Merino el colchón de puntos sobre la zona de descenso había aumentado de cinco a seis -el único propósito era desprestigiar al anterior entrenador-, ahora resulta que el Betis, incapaz de ganar a los equipos de su Liga -con Mel arrasó en Segunda ante éstos y en este curso también sacó resultados positivos ante la mayoría-, ha visto cómo está un punto menos por encima de esa maldita barrera del descenso, es decir, a cuatro puntos.

    Fichar por gastar

    Si hace dos años, el Betis despilfarró 2,1 millones de euros en el fichaje de Leo Baptistao (aún hay 1,3 que no se sabe dónde fueron a parar), este invierno da la impresión de haber cometido un gasto innecesario en la contratación de Leandro Damiao, con tres delanteros en plantilla, e incluso con Montoya, inactivo igual que el primero pero que viene a jugar en una posición en la que ya estaban Molinero y, ocasionalmente, Cejudo, quien ante el Rayo disputó unos minutos como lateral y que en Osasuna lo hizo en más de una ocasión.

    Empero, el Betis no ha reforzado el centro de la defensa, fiándolo todo a tres futbolistas, uno de ellos con evidentes problemas físicos, algunos arrastrados por su edad, Westermann, y otro con un nivel deportivo y competitivo que deja mucho que desear, Pezzella.

    Musonda, el único refuerzo

    De los nueve futbolistas firmados en verano y los tres de invierno, más de un equipo entero, sólo el joven Musonda ha elevado de forma significativa el nivel del Betis. Y, cabe reseñar, que aunque no fuese una petición de Mel sí que lo fue la de que le firmarán a un extremo que pudiese jugar por la izquierda y que tuviese velocidad y desborde, justo las características que adornan al menudo jugador belga. Es más, el técnico madrileño sólo solicitó en invierno ese tipo de futbolista -de hecho empezó a contar con Vadillo y hasta con el guadianesco de Kadir- y un central si acababa marchándose Jordi Figueras, descartado en principio pero a la postre por encima de Pezzella en sus preferencias, lo que da una idea del nivel del argentino.

    Y Maciá, a verlas venir

    Pese a que se especule que ha perdido poder en el club, un mes después del cierre del mercado Eduardo Maciá sigue en su cargo. La duda es si Ángel Haro pondrá pies en pared, recela de un despido millonario o aguarda a vender una permanencia indigna como un éxito para no despedirlo.

    #6802
    avatar
    Gol Norte
    Participant

    Vivan los Cuellares, vivan los galeros, vivan las plataformas, vivan los FH, vivan las fundaciones, viva ABA, vivan los entornos, en fin, pero por favor, que vivan en el c_ñ_ de sus respectivas. Y NO PASA NADA OIGA, Y NO PASA NADA.
    Viva el Betis Manque Pierda.
    Lo he repetido por error, pero igual el error era, por la repetición de los escrotos.

    Archivos adjuntos:
Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)

Debes estar registrado para responder a este debate.