…Y pasó la tormenta

Nuevo artículo de Diaspórico lleno de crítica sana y optimismo bético

 

…Y pasó la tormenta

 

¡Por fin!

Acabaron la insulsa temporada y la trágica semana para el beticismo.

Toca repaso de pre temporada.

El DD parece un tío normal, lo cual es mucho decir en esta casa.

El anterior no me gustó ni un pelo. No entro en aciertos o desaciertos, una sola temporada no da para tanto.

Me refiero a su visión del fútbol, el tratar de imponer alinear a Fulano o a Mengano por mor de la rentabilidad y los mercados. Eso es para otro tipo de club más especulativo, no para el Betis.

El míster, en principio, tiene buena apariencia. Solo le pido que no se deje manipular por nadie y le deseo lo mejor del mundo a partir de este momento.

La plantilla, yo salvaría a Adán, Pezzella, Fabián, Ndyane, Joaquín, Ceballos, Musonda y RC. En suma, coincido bastante con los cartes y descartes programados.

Intentaría reciclar a VDV. Es difícil de creer que ese hombre haya perdido el fútbol de sus botas y quizás sea más psicológico que físico.

Venideros: está bien que se piense en laterales de largo recorrido. Suena bonito e implica visión de fútbol moderno.

En el centro del campo, dejémonos de historias y polivalencias: necesitamos un cerebro. Un Schuster, por decir algo. O un Beñat. O un quien quiera que sea. Alguien mueva la pelota a derecha e izquierda, arriba y abajo. Que imprima el ritmo y la pausa. El tengo y no tengo.

El Betis de esta temporada ha tenido muy poca transición defensa/ataque y nulo cambio de lateral izquierda/derecha.

La afición, la asistencia al campo ha sido la sexta de España, todo un mérito para el pobre e insulso fútbol que se ha hecho y considerando que los vecinos han tocado techo este año, lo cual es un acicate para darse de baja temporal. Eso, sin contar con que más de la mitad de los béticos residimos fuera de Sevilla. Analizando estos datos, llego a la conclusión de que, potencialmente, somos el tercer equipo de España.

Así pues, el objetivo del Betis, en la próxima temporada, ha de ser situarse entre sexto y tercero.

Comencemos la pretemporada positifo positifo, nada de negatifo negatifo, que diría Van Gal.

¡Ay mi Betis! ¡Más que nunca te quiero! ¡Que sepas!

 

Leave a Comment