Prejudicando al Betis

Primer año de logro en verdiblanco, aquel en el que después de tanta imposición de la Manolitaria y de administración judicial el bético accionista pudo definir el destino del próximo año depositándolo en la candidatura ABA (Mamma mia) para gestionar el club, como digo, para sólo un año. Pero algunos han creído que vivimos en el pasado y se han cogido el Delorean Jabugo para gobernar a base de ordeno y mando. No han cumplido un año al frente y nos hemos tenido que abochornar con actos como el del himno en el derbi (dos veces),el de la verja, las pintadas de trabajadores en contra del entrenador de la entidad (inaudito),o la filtración del cese del mismo por los medios de comunicación. Pero ahí no quedan las decisiones vestidas de Laca Nelly y Patrico, el pasado domingo, en más de 43 años que tiene el que firma, el club veta y  prohíbe el acceso al estadio a un socio, sin explicación alguna, ni previa ni posterior.

Algunos se ofenden cuando se saca a la palestra el nombre de Lopera. Sospecho que lo hacen para que no tenga uno la tentación de comparar en negativo. Ahora quieren eliminar su nombre, que no aparezca por ningún lado, cuando tanto han vivido de él algunos. Este que escribe y muchos otros béticos tenemos al señor Ruiz como paradigma de lo negativo, la gran línea roja que nunca hay que traspasar, y si se hace alguna comparación el fundamento que conduce es que nuestro querido club no vuelva al pasado oscuro, ni en el fondo ni en las formas. Con la gestión de Lopera pudimos avergonzarnos de la persecución que desde el club se hizo a béticos anónimos, que nazis amenazaran a béticos accionistas por sus ideas en plenas Juntas Generales o que se manchara la imagen de quien difería en opinión. Pero nunca impidió a un socio acudir a su coliseo un domingo. Menuda gloria para Haro y el entorno. Esa mancha para la historia nunca podrá ser lavada.
De Camilo Puerto se puede decir lo que se quiera, a algunos no les gusta las formas que emplea, a otros lo que afirma. La vehemencia es su fiel Sancho Panza. Pero este señor ha estado en todas las batallas, primero contra Lopera, y ahora contra el gobierno de la Fundación Heliópolis (¿se puede decir así?).Socio y accionista. Socio de más de 20 años, estaría bien comprobar si en el Consejo hay alguien con más años de socio que él, y accionista de los que pide el turno de palabra en cada Junta General, a riesgo de que un nazi le haga el gesto de cortarle el gañote, como ocurrió tiempo atras. Accionista de los que con su demanda al innombrable facilitó el gobierno de aquellos que ahora lo vetan, estaría mejor conocer cuántos en el ese Consejo demandaron a Lopera en su momento, ¿alguno?.

No hay que ser muy inteligente para ver qué persiguen estos justicieros del Betis Libre. Evidentemente se intenta meter miedo, evitar que el bético piense, reflexione y critique. Que el bético no critique planificaciones desastrosas, descensos ominosos, comisiones poco claras (si,comisiones,Baptistao?), Gesalus, el sobrecoste de la ciudad deportiva, el desastre de la cantera, las negociaciones de parte con el que no se quiere nombrar, entre otros. Pero utilizan el método más casposo posible, el de las repúblicas bananeras,el absolutismo, la represión facil. Con tanto abogado que tiene esa plataforma, con toda esa Liga de juristas a sus espaldas no deja de sorprender que los ofendidos descarten la vía legal para entregarse a lo cutre, acomplejado y déspota que supone dejar a un bético sin acudir a su casa después de pagar su palco vip religiosamente, precisamente en tiempos en los que las acreditaciones y petos de arrimados y aprovechados lucen cada domingo en los pasillos cercanos al palco. ¿Sería posible una medida así en tiempos de ruegos y Carpas?

Como decía, se ejecuta al sospechoso, sin explicación previa ni posterior. Sólo cuando la noticia trasciende a nivel nacional por absurda e inverosímil tiene la decencia de dar explicaciones el actual presidente. Alude a un código de disciplina del socio que no conoce ni el Chupe. Y finalmente decide Loperear para concluir que las insinuaciones por beneficios en comisiones perjudican al club. Debió utilizar el verbo Prejudicar para cerrar el circulo. Porque Yo soy el Betis. Y como diría Manolo Escobar “Mi Carro Es Mio”. Pueden seguir con ello, señores Aba y Fundación, de esa Liga de Juristas que mueve los hilos, hay muchos béticos dispuestos a perder su carnet,pero nunca a perder su libertad. No olviden que ya sufrimos y vencimos al mayor dictador posible. Ustedes solo pueden pasar por aficionados.Muy torpe,de tonto El Aba.

COMMENTS

Leave a Comment