Rayo Vallecano 0-2 Real Betis Balompié

Jornada 7ª Primera División Liga BBVA

Alineaciones:

RAYO (0): Toño; Nacho (Manucho, m. 64), Llorente, Zé Castro, Rat;Embarba (Lass, m. 46), Trashorras, Raúl Baena, Bebé; Jozabed (Fariña, m. 64) y Javi Guerra.
BETIS (2): Adán; Piccini, Bruno, Westermann, Varela; Cejudo (Molinero, m. 86), N’Diaye, Petros, Portillo (Jorge Molina, m. 78); Rubén Castro y Rennella (Joaquín, m. 68)

Arbitro: Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Mostró tarjeta amarilla a Lass, Javi Guerra, Bebé, Rat, Rennella y Piccini.

Goles: 0-1, m. 19: Westermann. 0-2, m. 60: Rubén Castro.

Estadio de Vallecas. Unos 500 aficionados del Betis en las gradas y buen césped.

Un trabajo estajanovista y el acierto en las áreas valieron al Betis la victoria en Vallecas en un partido controlado casi siempre por el Rayo, que pagó cara su escasa calidad arriba.

Primer tiempo
De inicio el Betis pareció querer aplicar su receta habitual, especialmente fuera de casa: intentar que el rival jugara a contraestilo. Es internacionalmente conocido que el del Rayo de Jémez es el fútbol de posición y posesión al estilo del Barcelona, así que los béticos fueron arriba a la presión para intentar privar del balón a los locales. Por ello Mel optó por un 4-4-2 casi en rombo, con Petros –muy adelantado– y N’Diaye en el centro, y metió arriba a Rennella junto a Castro para tener también una salida en largo que permitiera alargar las posesiones propias ante la prevista presión rayista.

Enfrente Jémez ponía un 4-4-1-1 (más atrasado Jozabed que Guerra) de presión muy alta, en el que Trashorras era el medicentro más creativo. Los futbolistas de uno y otro equipo apretaban inmediatamente tras la pérdida y se emparejaban hombre a hombre en todo el campo. El partido era un correcalles de ritmo muy alto y equipos muy largos, pese a lo adelantadas de las defensas. La jugada del gol de Westermann retrata esta fase: tras robar el balón a un delantero rayista en un peligroso uno contra uno a campo abierto, el arriesgado modo de defender de los locales, siempre hacia delante en busca del robo, le permitió cruzar el campo de punta a punta sin que nadie lo siguiera.

Sin embargo con el paso de los minutos la (muy entrenada) buena salida de balón del Rayo y ciertas descoordinaciones en la presión bética permitieron a los rayistas alargar sus posesiones, algo de lo que los béticos eran incapaces, y llegar con cierta facilidad a las inmediaciones del área bética, sobre todo por las bandas. La posesión quedó ya en manos del Rayo que, sin mucha calidad para el fútbol interior, lo intentaba desde lejos o con centros laterales.

Minutos 46 al 75

El Betis consolida su paso atrás y se mete ya sin rubor cerquita de su área, pese a esporádicos intentos de robo de Petros. Muy cerrados por dentro y con buenas ayudas a los laterales cuando el balón iba a la banda (miedo daba la velocidad de Lass ante Varela), los béticos nunca la tenían pero no pasaban excesivos apuros. Con Rennella en riesgo de expulsión y por tanto impedido para su juego de cuerpeo, Mel lo sustituye arriba por Joaquín.

El Betis marca en una de sus escasísimas salidas a campo rival y Jémez se la juega: retira un defensa y mete doble tanque arriba con Manucho junto a Guerra.

Último cuarto de hora

Joaquín pasa a la izquierda para hacer sitio arriba a Molina y, tal vez desfondado el Rayo, el Betis pasa por primera vez a controlar el balón y el tempo del partido: vuelve a hacer cierta presión alta y puede sentenciar definitivamente el encuentro. Pero, inexplicablemente, comete errores atrás por pura relajación y consiente tres ocasiones muy claras del Rayo. La fortuna ahorra un final agónico a los béticos.

Jugador por jugador

Adán: Partido enorme, pese a algún pequeño error final, por otra parte perdonable –por pura estadística: nadie es perfecto– ante el número enorme de intervenciones que hubo de realizar. Muy seguro en los tiros lejanos y bien en los balones cruzados.
Piccini: Parece haber mejorado mucho defensivamente, y eso lo convierte en un lateral de buen futuro. Firme y poderoso en las conducciones siempre. Al final expuso demasiado y Mel decidió ponerle un contrafuerte detrás.
Bruno: Permitió a Guerra algún remate peligroso al inicio pero luego se impuso, sin brillantez pero sin apuros.
Westermann: Su golazo de hoy abrocha un excelente inicio de temporada. Jugó casi de libre y desde ahí hizo muchas ayudas y la sacó del mejor modo que se podía.
Varela: Bien ayudado por Portillo, pasó apuros defensivos, pero menos de los temibles ante las muchas veces que lo encararon.
Cejudo: Lo de siempre: más pelea que calidad, aunque hoy fue buen día para eso. Buena asistencia a Castro.
Petros: En la presión alta, el robo y la contra es muy bueno. A veces, eso sí, va con demasiada alegría a por el rival en situaciones de defensa estática, lo que en la segunda parte provocó huecos indeseables pese a que recupera la posición relativamente rápido. Trabaja muchísimo.
N’Diaye: Bien en defensa (había mucho campo que tapar por dentro), pero esta vez muy flojo en ataque: se dejó robar muchos balones peligrosos por la presión rayista.
Portillo: Parece que se ha convertido en lo contrario de lo que era: un jugador que hace muchos kilómetros y que ayuda bien a su lateral, pero que hoy tuvo problemas para sacarla jugada.
Castro: A sus 34 años, otra vez completamente decisivo, con gol y asistencia. Su pase del 0-1 es exquisito. Como Piqué ayer, pareció renunciar a empujar un balón (de Joaquín) en la raya de gol por creerse en fuera de juego, aunque tenía perspectiva de balón para saber que no era así.
Rennella: Buena pelea por los balones largos, pero eso no es suficiente.

Sustituciones

Joaquín: Curiosamente le falló lo suyo, la técnica, en un par de ocasiones de área. Su aparición desahogó al equipo.
Molina: Intervino muy poco.
Molinero: Salió para asegurar el lateral pero le dio tiempo a comerse un peligrosísimo desmarque a su espalda.

Mel: Tuvo buenas intenciones iniciales, pero su equipo nunca supo imponerse tácticamente al rival, ni por salida de balón colectiva ni por una presión coordinada. Buenos cambios. 

El detalle
Ceballos no jugó un solo minuto

Fuente: http://analisistacticodelbetis.blogspot.com.es/

Muchas gracias, Juán Ramón!

Leave a Comment