Real Betis Balompié 1- 2 Deportivo de La Coruña

Partido de la 5ª Jornada de Liga BBVA

Alineaciones:

BETIS (1): Adán; Piccini, Bruno, Westermann, Vargas; Joaquín, Xavi Torres (Rennella, m. 74), Petros, Van der Vaart (Dani Ceballos, m. 48); Rubén Castro y Jorge Molina (Van Wolfswinkel, m. 59).

DEPORTIVO (2): Lux; Laure, Arribas, Sidnei, Fernando Navarro; Mosquera; Fede Cartabia (Juanfran, m. 66), Juan Domínguez (Borges, m. 59), Fayçal Fajr, Luisinho; y Jonathan (Lucas, m. 63).

Goles: 0-1, m. 53: Fede Cartabia. 1-1, m. 59: Petros. 1-2, m. 72: Fayçal.

Incidencias:
37000 espectadores en el Benito Villamarín en partido televisado por TVE. Césped algo irregular.

Árbitro:
Gil Manzano (Comité Extremeño). Mostró tarjeta amarilla a Joaquín, Piccini, Westermann, Jonathan, Lux, Fernando Navarro, Laure y Luisinho.

Crónica:

Irregular e igualado ha sido el partido de esta noche, en el que un Deportivo rácano ha arrancado una victoria muy excesiva para sus méritos y planteamiento.

Primera parte

Vista la ubicación del Betis de hoy se diría que las sutilezas posicionales que aquí hemos alabado en los primeros planteamientos de Mel esta temporada fueron en buena medida fruto de la casualidad. El madrileño hizo una alineación adecuada para los mimbres con los que contaba, aunque sorprendió que Molina, cargado de partidos, volviera a ser titular. Sobre el papel el Betis volvía a partir de un 4-4-2 defensivo que se convertiría en 4-3-3 con posesión al jugar Van der Vaart como falso extremo y Joaquín como verdadero. Sin embargo una muy mala elección de perfiles en las parejas interiores –a salvo de profundísimas razones tácticas que quien esto escribe no vio por ninguna parte– arruinó esa distribución: es sabido que Torres asume siempre el rol de mediocentro posicional que la pide entre centrales, de modo que al colocarse Petros como mediocentro por la izquierda su ubicación ofensiva se solapó una y otra vez con la de Van der Vaart.

Petros no sabía dónde meterse para no juntarse con el holandés, y acabó pidiéndola demasiado cerca de los centrales o abriéndose en banda más de lo debido para sus condiciones y para Vargas, lo que además alejaba tanto de la banda izquierda a Van der Vaart que luego este sufría al volver para cerrarla. Para empeorar las cosas, Castro caía a la derecha, de manera que se juntaba también con Joaquín mientras sin embargo el extremo izquierdo quedaba vacío. Piccini tampoco encontraba el espacio debido para su enorme recorrido.

Los jugadores del Betis se apelotonan en el interior izquierdo (Petros y Van der Vaart, siempre juntos) y el extremo derecho, facilitando así la marca al 4-5-1 coruñés. Extremo izquierdo e interior derecho quedan vacíos.

El Dépor se metía bastante atrás, sin presionar jamás arriba, y defendía en un 4-1-4-1 que era casi 4-5-1 porque Mosquera, mediocentro, se alineaba en defensa con sus interiores. Sus extremos atacaban bastante arriba pero los gallegos llegaban muy poco. El Betis controlaba el juego pero sólo lograba progresar gracias a algunas recepciones de Molina o Castro a la espalda del interior izquierdo gallego. Poco fluido por mal situado, no aprovechaba otros espacios entre líneas que deja el 4-1-4-1, como el del otro interior o las espaldas de los extremos. Sólo una contra tras robo produjo una ocasión clarísima marrada, en posible penalti, por Castro.

Primera media hora de la segunda parte

En el descanso Mel, digamos, nos hace caso e invierte las posiciones de Torres y Petros. Castro se abre por fin a la izquierda, a veces incluso excesivamente. El extraño e inmediato cambio de Van der Vaart, lesionado, mete a Ceballos en su puesto de falso extremo izquierdo, cosa que no cambia las nuevas y mejores posiciones. Sea por estas o por las mejores prestaciones del canterano el juego de ataque bético fluye mejor, pero el Deportivo marca en una jugada aislada, acertadísima y mal defendida.

La permuta entre Petros y Torres mejora el esquema bético al punto de acercarlo mucho en ocasiones al 2-1-4-3 óptimo de maximización de distancias (debajo), descrito aquí.

El Betis empata, cambia de delantero centro, mete una marcha más y arriesga. El Dépor marca de nuevo en una de sus escasas contras.

Último cuarto de hora

Mel prescinde del ancla y monta una especie de 4-4-2 (casi 4-2-4) en el que Ceballos y Petros son mediocentros y Rennella y Castro se alternan para caer a la izquierda. El Betis, cansado y desordenado, ya sólo llega a empujones y pelotazos a la olla.

Jugador por jugador

Adán: Discreto con los pies, los dos goles son parables pero difíciles, más el primero por estar un poco adelantado. Apenas le tiraron más.
Piccini: La mala distribución del equipo, sin interior derecho, no le permitió enhebrar jugadas en la primera mitad. Luego sí metió empuje.
Bruno: Salvo su habitual par de despistes por sobrado y un par de pelotazos, bien.
Westermann: Como su compañero de línea demostró velocidad suficiente para poder jugar con la defensa adelantada. Buen partido.
Vargas: Una vez más jugó siempre con sentido e inteligencia, aunque no es rápido. El atasco de su banda tampoco le permitió subir.
Joaquín: Menos participativo que en los primeros partidos, intentó más que culminó. Acabó desfondado.
Torres: Como siempre, cumplidor pero sin las prestaciones debidas, ni en dinamismo ni en distribución ni en cobertura de campo.
Petros: Más luces que sombras, pero puede mejorar bastante. Se ofrece siempre, presiona muy bien tras pérdida, es dinámico y llega arriba (hoy marcó y remató más que nadie), aunque a veces no es consistente en defensa y tiene ciertos problemas a la hora de elegir cuándo arriesgar, como le sucedió en la jugada del 1-2.
Van der Vaart: En estado físico dudoso, jugó mal pero gran parte de la culpa fue del mal panteamiento posicional del equipo.
Castro: Falló la más clara del partido y luego no tuvo claridad de ideas ni de movimientos.
Molina: No anda fino, aunque aporta siempre cosas.

Sustituciones:

Ceballos: Como siempre, dinamizó el juego y lo hizo todo con intención. Por razones futbolísticas debería jugar siempre; por empresariales, nunca.
Van Wolfswinkel: Sin duda es más tipo Molina que Castro. Aparece poco fuera del área.
Rennella: Empujó y se ofreció bien.

Mel: Buena alineación, mala ubicación. Luego quiso agitar pero sólo halló desorden.

Fuente: http://analisistacticodelbetis.blogspot.com.es/

Muchas gracias, Juan Ramón!

Leave a Comment