El Mercantil liquida la intervención

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla ha permitido la suspensión de los derechos políticos del 31,38 por ciento de las acciones del Betis que están en litigio en su juzgado siempre que los solicitantes depositen la correspondiente fianza.

El Juez ha señalado una caución de 85.000 euros para tomar esta medida. Esta sorprendente cifra, muy inferior incluso a la que se barajaba anteriormente de 221.000 euros se calcula como el 1% de lo que costaban en su día en el año 1.992, aunque realmente su valor a día de hoy es muy superior.

El Auto no nombra administrador para esas acciones por tener suspendidos sus derechos políticos y de ese modo el club volverá a ser dirigido por sus legítimos dueños, que son sus accionistas.

Por tanto, si se adopta esta medida cautelar (siempre que se deposite la caución) el consejo de administración del club saldrá de los acuerdos a los que lleguen los accionistas, que en caso de suspender cautelarmente los derechos de ese paquete del 31,8% quedaría de la siguiente manera:

20% Farusa (o Bitton).

5% Manuel Castaño

3,7% López Catalán

3% P.N.B.

1,6% Ángel Haro

1% BxV-FH

63,7% repartidas entre accionistas béticos diversos sin sindicar y el 31,8% de Farusa que carecerían de derechos políticos si se adoptasen las cautelares.

Este nuevo mapa político tiene varias implicaciones. En primer lugar confirma que Estepa debe cesar mañana día 31 de Julio. Igualmente que Ollero y el resto del consejo de administración dejarán de dirigir el Betis el día 23 de Septiembre.

Igualmente implica que desde ahora el actual consejo no está legitimado para hacer nada que no sea pura administración.

Y finalmente crea un escenario en que por fín los dirigentes béticos saldrán del accionariado y no de ningún juzgado ni de ningún entorno, lobby o grupo de presión con influencia en los Tribunales.

De no depositar nadie esta caución, el Betis será dirigido por quien el 23 de septiembre tenga el 51,8%, sea Farusa o Bitton.

Es la hora de la verdad. Ahora se va a ver si los demandantes están dispuestos a echar el resto por desalojar a Lopera o si antes de arriesgar 85.000 euros se conforman con la vuelta a una mayoría absoluta por parte de un accionista, sea quien sea.

Con esta magnífica noticia, se cierra de este modo un lustro de intervención judicial que solamente ha traído ruina deportiva e ineficiencia en la gestión a esta centenaria institución que no merecía semejante maltrato por parte de los Tribunales.

COMMENTS

  • avatar pepe el del molino

    Hay un error. Las acciones diseminadas sin sindicar son 32% aprox., porque el resto son que 31,8 Lopera no pagó, y que le permitió hasta ponerle su nombre al campo. De todas formas, del 68% que quedan con derechos políticos, un 32% es mucho. Es cuestión de mover el tema, sindicarse adecuadamente, y quitarle la presa a las hienas (llamense Farusa o Bitton) por el bien del Betis.

  • avatar Cherubael

    Ahora es el momento de que el bético se conciencie y haga valer ese porcentaje de acciones que darían la mayoría a la afición,yo soy propietario de una,a ver lo que ocurre..

  • avatar Lobo Diarte

    Aleluya! Se acabó el lustro negro.

    Es increíble que la fianza sea solo de 85.000 euros. Vamos que con 14 millones de pesetas se pone patas arriba un club que vale más de 100 millones de euros. Literalmente A-CO-JO-NAN-TE.

    Otra cosa que llama la atención es que BxV haya manejado este tinglado 5 años con sólo un 1% del capital. Vamos, sin ser NADIE en el Betis.

    Menos mal que se van todos ya a paseo, aunque han sido tan golfos de convocar junta para finales de Septiembre para verse gratis los últimos partidos en el palco y amortizar la freiduría.

    • avatar pepe el del molino

      Yo diría que el culpable de que esto esté patas arriba es el que se apropió ese 31,8 de acciones sin haberlas pagado. El procedimiento judicial es largo (¿por culpa de quién?), y la gestión de los administradores judiciales discutible, pero permitirán por fin poner las cosas en su sitio.
      La convocatorio para septiembre permitira a los accionistas diseminados participar en el futuro Betis, y la caución tan baja, según leo en El Correo, la justifica el juez en la alta probabilidad de que las acciones sean anuladas. Yo creo que es una decisión justa, porque si no hacer justicia solo estaría al alcance de cuatro ricachones.

Leave a Comment