Piccini, Pezzella y Pazzini

Don José, director de un bufete de abogados del centro,

se cruzó por la mañana con Ngongo, como era habitual.

Ngongo es un autónomo que regenta un negocio de venta de ambientadores y pañuelos.

Llegó a Sevilla atravesando mares y desiertos para, a continuación, obtener una franquicia en un semáforo de la capital.

Son muchas las diferencias entre ambos: color, religión, status social y ocupación laboral.

También hay factores que les unen, como el beticismo y la relación comercial, ya que D. José mantiene la costumbre de comprarle a Ngongo un paquete de pañuelos a diario.

Pero hoy D. José tiene un problema.

Al pasar junto a Ngongo, éste le espetó:

– Donjóse, yo una pregunta a usted preguntar.

– Lo siento, Ngongo, llego tarde al despacho. A la tarde te explico todo lo que quieras.

Y D. José se llevó todo el día en su despacho pensando en cómo explicar a Ngongo, de forma clara y simple, lo que pasaba en el Betis.

Porque era impepinable que Ngongo, lego en la materia, le quería preguntar a él, del Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla, por el problema accionarial.

– Vamos a ver cómo le explico yo a este pobre hombre, en lenguaje sencillo, la que hay montada aquí, si ni siquiera nos aclaramos jueces y abogados.

Y D. José, a solas en su despacho, comenzó a ensayar un diálogo imaginario con Ngongo.

– Mira Ngongo, D. Manuel tenía el 51% del Betis, pero lo denunciaron otros accionistas porque decían que se llevaba el dinero; luego le vendió sus acciones a Bitton.

– Sí, sí, yo conoser bien Luis Bitton, él vender bolsos a mis colegas.

– No, Ngongo, ése es otro Bitton.

– ¡Ah!

– Pero a lo que vamos: esa venta se declaró fraudulenta y un juzgado la paralizó.

– ¡Aah!

– Tampoco se logró inscribir en el CSD.

– ¡Aaah!

– Por otro lado, hay quien acusó a Lopera de tener solo el 20% de las acciones y que el otro 31% no las pagó.

– ¡Aaaah!

– A todo esto, Bitton presentó concurso de acreedores, por lo que el Betis acabó intervenido por lo mercantil.

– ¡Aaaaah!

– También interpusieron denuncia contra Bitton. El caso es que al Betis también lo intervinieron por lo Penal.

– ¡Aaaaaah!

– ¿Me sigues Ngongo?

– Sí, sí, yo seguir, usted seguir explicar.

– Bueno, pues ahora se han levantado las cautelares.

– ¿Y quien mandar ahora en Betis?

– Esto es algo complicado para ti, que no has estudiado Derecho.

– ¡Aaaaaaah!.

– De hecho los administradores judiciales no saben con quién tienen que dialogar, si con Bitton o con D. Manuel.

– ¿Justisia desir a Presidente que puso Justisia tu devolver,

Y Presidente que puso Justisia preguntar a Justisia a quién devolver?

– Por ahí va la cosa, Ngongo.

– ¿Presidente preguntar a quién devolver, Bitton preguntar a quién yo pagar y Castaño preguntar cuándo yo entrar?

– Exacto. Mira qué bien te lo he explicado.

 

Tras varias horas de ejercicio, D. José se sentía preparado para enfrentarse no sólo a la pregunta del moreno, sino a la tertulia del Colegio de Abogados y hasta a un Sala entera de lo Penal.

Arrancó camino de su casa, siguió la ruta prevista y paró en el semáforo, como era habitual.

– Donjóse, ¿tiempo ahora?

– Dime Ngongo.

– Usté perdonar ignoransia, yo estar cunfundida mi cabesa.

– No te preocupes Ngongo, pregunta que yo te lo voy a explicar.

– Mire usté, fichaje de Betis esta temporada yo liar. ¿Fichar Piccini, Pezzella y Pazzini? ¿O faltar alguno por llegar?

Entre la hora y el calor, había poco tráfico.

  1. José puso el coche en punto muerto, metió el freno de mano, se arrellanó en el asiento y comenzó:

– ¿Piccini, Pezzella y Pazzini? Pues verás…

 

COMMENTS

  • No me cuentes como hacerlo mejor
    que si traes a uno o traes a otro,
    que si fulanito lo está haciendo peor,
    juzgados por aquí y Audiencias por allá
    me pierdo en el camino,me vuelvo loco
    de historias que no me quiero enterar,
    con lo simple que es el fútbol
    si la pelota entra bien
    y si la pelota no entra mal.
    Al bético lo único que le interesa saber
    es haber como cojones y de que manera
    los jugadores de su equipo se llevan el balón a la red.
    .

  • Auténtico como siempre Diásporas,ya lo digo en mi blog,”EL BETICISMO ES INVENCIBLE”,a la gran mayoría de la afición,no le interesa la política y si la marcha de su equipo y aunque la base de un buen equipo esté regida por una buena política,al bético sólo le interesa el resultado ésta,lo demás son labores de otros sectores y por supuesto no de la afición.

Leave a Comment