(I).COMO NUNCA TE LO HABÍAN CONTADO

Ha llegado el momento, de contar como paso y quienes fueron los fundadores y responsables de que hoy podamos sentir este amor al Real Betis Balompié

Cierto es, que la historia contada de boca en boca, hace que esta sufra alteraciones, creándose las llamadas“leyendas urbanas”, las cuales, aunque de tanto oírlas puedan parecernos ciertas, no son del todo verdad, siendo alguna parte incluida de manera interesada, bien sea para ganar un mayor protagonismo o para alimentar disputas personales, que se tratan de ocultar, tras una rivalidad deportiva mal confundida.

Antes de nada, debemos de situarnos en un concepto social-político-militar, para saber y comprender los hechos que vamos a tratar, cobrando así sentido, aquellas en las que parece que no hubiese explicación y que son la razón, de la escasa información que hallaremos en la prensa de la época en cuestión.

 

PERIODO DE HERMETISMO.

A finales del mes de Diciembre de 1874 caería la Primera República, volviendo el poder a manos de los Borbones, concretamente en la figura de Alfonso XII, con lo que el estamento militar recuperaba así su sitio en los poderes.

Con un fin concreto, es rescatada la figura del rey soldado, desaparecida desde tiempos de Carlos I y esta no es otra, que la de crear un nexo de unión, entre la monarquía y el ejército. Por lo que el entonces príncipe Don Alfonso, pasa a recibir una formación como oficial. Con esta maniobra, se buscaba legitimar el cambio de escenario político. Lo que traería consigo, que los enfrentamientos entre políticos civiles y  militares, acabasen cayendo siempre del lado castrense.

Esto se acrecentó aún más, durante el reinado de Alfonso XIII, debido principalmente a la burocratización militar, lo que generaría un enorme descontento y rechazo en la sociedad. Lo que a su vez, llevo a que los militares se distanciasen de la sociedad civil, muy especialmente con el gremio de la prensa.

Es en la Escuela Politécnica, ubicada en la C/Cervantes nº 15, donde unos jóvenes estudiantes que hacían carrera militar, dan los primeros pasos para la organización de la que hoy es nuestra entidad. Estos primeros momentos, son descritos por uno de los presentes en aquellos días, siendo participe, como uno de los Fundadores de nuestro club.

Hablamos de José Hermosa, que en el Diario Católico “El Siglo Futuro” del día 30 de Abril de 1935, en su página 25 y con motivo de felicitar al recientemente proclamado Campeón de Liga, escribe una “Breve historia del Betis”, siendo este el título de un pequeño artículo, donde nos dejaría algún dato hasta entonces desconocido.

Si bien venimos viendo, leyendo y escuchando, que el Foot-ball llego a nuestro país de la mano de los ingleses y que posteriormente fueron los jóvenes que habían estudiado en tierras británicas, los que una vez regresado de sus estudios comienzan a practicarlo. José Hermosa nos deja claro que el origen, en nuestro caso, nos llega desde la vecina Galia.

Diario Católico “El Siglo Futuro” 30-4-1935

 

Como puede extraerse del texto, nos sitúa en el año 1906, aunque sin especificar mes alguno. Por lo que no podemos saber el momento exacto del comienzo de esta aventura. Pero sin duda, habría de ser durante el periodo del curso de ese año, ya que toda esta historia, sabemos que comienza en la academia militar.

Quiero llamar la atención, sobre el dato que José Hermosa nos desvela en estas líneas, por lo significativo y diferenciador con respecto a lo que estamos acostumbrados… “siguiendo las simplistas normas que pudieron deducir de una colección de tarjetas postales que el padre de uno de ellos le había enviado desde Francia”.

Debemos entender que durante algún tiempo, se dedican únicamente al aprendizaje de la actividad deportiva propiamente y que posteriormente, surgiría la idea de la creación de la sociedad, así como la de redactar un Acta de Constitución y unas Reglas, por las que habrían de regirse. Es así pues, como se llegaría hasta la fecha del 12 de Agosto de 1907.

Todos estos valiosos documentos, por desgracia no obran en poder del club, aunque tampoco podemos descartar, que se encuentren en alguna colección privada de alguno de los herederos de los fundadores. Aunque aventurarse en cual pudiera haber sido el destino final de tan valiosos documentos, se hace muy complicado dada las edades que el propio José Hermosa nos cuenta al final de su relato…

Diario Católico “El Siglo Futuro” 30-4-1935

“Un recuerdo emocionado a aquellos  queridos compañeros que con sus doce y trece años pataleábamos un balón en el Tiro de Línea”.

Como por el momento no tenemos dichos documentos, solo podemos basarnos en los registros orales o en la prensa de la época, donde como vimos antes, son mínimos, ya que la relación entre prensa y milicia, era prácticamente nula y aún menos a esas edades.

Aquellos primeros jóvenes estudiantes de la Academia Militar, estaba formado mayoritariamente por grupos de hermanos como los Hermosa, Wesolowski, Castillo, Cascales, Gutiérrez y a los que se les une Manuel Ramos Asencio entre otros.

Al comienzo de esta primera parte, en la que brevemente se ha resumido el estado social-político-militar en el que estaban envueltos en sus comienzos, hay que comprender, que aquellos jóvenes, fuesen totalmente herméticos. Por lo que todo lo que acontecía de carácter interno, quedaba tras los muros de la academia y confinado en los cubículos de sus dependencias. Siendo por ello, que las noticias de prensa en tiempo real de sus actividades, sean inexistentes en temas declarativos o comunicativos, excepto para los partidos jugados en la cercana capital onubense, contra el hoy Real Club Recreativo de Huelva. De ellos sí que se hace eco la prensa local de aquella capital, pero no en cambio es así en la sevillana. Esto se debe evidentemente, a que esta era fluida entre club y prensa de aquella ciudad, estando muy al tanto de los encuentros que disputaban. De ahí que no faltase algún reportero, que recogiese la información del evento.

Así podemos encontrar en la Enciclopedia del Recreativo “Historia del Fútbol y su Provincia” en sus páginas 42 y 43, como se hace referencia a crónicas recogidas en el Diario “La Provincia” de partidos disputados entre ambas sociedades.

Llama poderosamente la atención, que en las dos páginas de la citada Enciclopedia, solo aparezcan el nombre del Real Club Recreativo de Huelva y el del Sevilla Balompié. A la par, que indica fechas de años concretos, como son el de 1907 y 1908. Llama la atención, que no aparezca nombrado el otro club de la ciudad, aunque no digo que no hubiese participado también de otros encuentros contra los mismos, pero sí que en el texto almenos, no está reflejado nombre alguno.

Esto nos sitúa por tanto y siguiendo un primer orden cronológico, que en 1906 comienzan su aventura deportiva dentro de un concepto de aprendizaje, que en 1907 se crea la sociedad y sus reglas y que en 1908 se habrían desplazado hasta Huelva para disputar partidos, sin descartar que ya se hubiese hecho en 1907.

 

 

UNA SOCIEDAD CON NOMBRE Y APELLIDOS.

Antes de nada, debemos recordar que los aires regeneracionistas de la sociedad española de principios del siglo XX, que junto a la perdida de las colonias, pocos años antes, fueron los motivos que impulsaron la necesidad de hacer valorar con orgullo aquello que teníamos y lo mucho que se había luchado siempre por conseguirlo.

Con motivo del aniversario de la Guerra de la Independencia contra la invasión francesa, se despertaría un sentimiento patrio de unidad, lo cual fue aprovechado, como una buena ocasión para que aquello corriese entre todas las provincias españolas.

D. Luis Rodríguez Caso (Comandante de Artillería)

En Sevilla esto lo hacía de la mano de un grupo de promotores liderados por el oficial de artillería don Luis Rodríguez Caso, además del apoyo del Ateneo y la Real Maestranza de Caballería, algo lógico, después del éxito conseguido en la Exposición Industrial de productos mineros, agrícolas y vitícolas, que estuvo a su cargo en el año 1905. En aquel certamen industrial, el comandante de artillería y director de la Fábrica de Vidrios de la Trinidad (quédense con este dato, mismo personaje y lugar donde guardan sus porterías los de la Sociedad de Foot-Ball de 1905), fue galardonado con el premio de la prensa convocado para dicho evento, lo que le catapultó como promotor local para la exposición regional, que se iba a celebrar en 1908, bajo el nombre de España en Sevilla y en la que las asociaciones de inmigrantes, dispondrían en la Feria de Abril de casetas propias, en las que exponer sus trajes regionales, bailes y tradiciones. Poco después, Rodríguez Caso sería también el encargado del proyecto para la Exposición Hispano-Americana de Sevilla de 1929.

 

 

El propósito de la fiesta lo encontramos en la prensa de la época:

“La idea no es otra que la de reunir en Sevilla genuinas representaciones populares de las comarcas españolas, que hagan conocer sus cantos, bailes y trajes típicos, y con esos grupos realizar diversos actos que conmemoren el Centenario de la Independencia y demuestren los distintos usos y costumbres de las diferentes regiones.” (Hemeroteca del Diario ABC, sábado 4 de abril de 1908, pag.5).

La llegada de las diferentes representaciones regionales fue de por sí todo un episodio, pues la población entera, con esa envidiable alegría andaluza, acudió a la estación central de ferrocarriles a recibir a los delegados regionales. En los andenes estaban, además del alcalde y otras autoridades sevillanas, un muy numeroso público de la ciudad, el alcalde de la ciudad de Córdoba, el Gobernador de la provincia, el Presidente de la Diputación y varios diputados provinciales con la banda de música del municipio hispalense. Toda la estación estaba adornada con banderas y gallardetes, repleta de gente que ansiaba ver desfilar a los distintos grupos con sus típicos trajes.

El 29 de abril fueron reunidos en el teatro de San Fernando, donde se exhibía el cartel de la fiesta patriótica realizado por Julio del Mazo.

“…el teatro estaba lleno de bote en bote, y entre el público se contaban muchas damas que lucían mantillas blancas. Bandas y coros ejecutaron una jota primeramente; después los artistas de la compañía de ópera cantaron varias romanzas; leyéronse poesías alusivas al acto, escritas por algunos poetas locales…” (Hemeroteca La Vanguardia, 29 de mayo de 1908.)

Por si no fuese suficiente, también dirigía la Academia Politécnica y de ahí, su relación con los jóvenes fundadores de nuestro club…

Es posible, que este sentimiento patrio de unidad, fuese la base para que en un principio, el nombre elegido fuese España, para más tarde cambiarlo por el de Sevilla El motivo es todo un misterio, ya que ninguno de los protagonistas de aquel tiempo, nunca hizo mención de aquello. Pero sí que podemos intuir, que ya a esas alturas, conociesen los nombres de otras sociedades y que viesen que era frecuente llevar el nombre de la ciudad a la que pertenecían. No sería por tanto nada extraño, que supiesen que había otras sociedades enMadrid, en Barcelona, etc, sin descartar que conociesen alguno del país vecino, de donde les llegaron las postales de sus inicios y que una u otra fuese la causa del cambio de nombre de España por Sevilla. 

Esto parece ser, aunque no puede confirmarse, que esto no fuese acogido de buen grado entre algunos de sus componentes, dícese que este fue el caso de los hermanos Hermosa, que durante un breve tiempo, estuvieron jugando en unos terrenos cerca de la fábrica de artillería. Aunque de ser cierto, poco duraría aquello, ya que podemos saber que continúan estando con sus compañeros.

Sobre el término Balompié, ha de entenderse que en sus comienzos y conociendo ya el sentimiento patrio de unidad del director de la academia, ha de entenderse que bajo ese concepto se buscase una traducción castellana del termino británico Foot-Ball.

Bajo mi punto de vista o en mi opinión si se prefiere, ya que aprendieron las formas de jugar a raíz de unas postales francesas, es bastante posible, que en sus inicios utilizaran el término galo Ballon au pied” o “Ballon avec le pied. Este puede ser extraído o tomado de las Notes sur le football y que fueron redactados por Pierre de Coubertin en 1897.

Sabemos que en 1894 se organizó el primer campeonato de fútbol en Francia, el llamado Union des sociétés françaises de sports athlétiques” (USFSA) con la participación de cinco equipos de la ciudad de París(Standard A.C., White-Rovers, Club Français, Neuilly y Asnières) y adoptando la fórmula de eliminatorias directas.

 

En Francia, el origen de este juego tiene cierto carácter elitista y se practicaba en el ejército o en las grandes escuelas. Las fotos de finales del siglo XIX, que inmortalizaron un entrenamiento de la escuela alsaciana delBosque de Boulogne, un barrio periférico de París, así lo demuestran. En el país galo, el balompié se hizo verdaderamente popular gracias a la Primera Guerra Mundial. “Durante la guerra de trincheras, hubo bastante tiempo en el cual no hubo ningún combate y, a partir de entonces, aquellos reclutas que se entretuvieron jugando al fútbol difundieron su práctica cuando volvieron a casa”, aclara Fabrice Grognet.

Como estamos viendo y si tomamos como primer punto, que la palabra francesa “Ballon” ya estaba en uso en nuestro país e incluso estaba incluido en el Diccionario de la Academia como “Balón”, cuya definición era la de “Pelota muy grande de viento”, tendremos que ver como en francés se dice juego del “balón con el pie”, que sería “ballon avec le pied” y que si lo simplificamos un poco y comparándolo con el vocablo inglés “Foot-ball”, quedaría como “Ballon-Pied”.

Esto por supuesto es una opinión personal y no quiere decir que esto fuese así exactamente, pero sí que desde luego, es mas que posible que esta intención de traducir y españolizar este término, fuera lo que le transmitieran a Mariano de Cavia aquellos jóvenes estudiantes de la Academia Militar, que ante la complejidad de acertar con el correcto vocablo castellanizado, buscasen la ayuda de un experto en la materia, como así parece ser que fue…

Ya fuese España o Sevilla, su primer apellido podría haber sido como vemos en francés, quedando en su primera fórmula como Sociedad España Ballon-Pied (Ballon au pied o Ballon avec le pied)  / Sociedad Sevilla Ballon-Pied (Ballon au pied o Ballon avec le pied)

Una vez recibido la españolización del termino Foot-ball por Mariano de Cavia, que era la forma más conocida o una traducción más correcta gramaticalmente de aquel “Ballon avec le pied o Ballon-Pied” simplificado, es cuando se adoptaría por nuestros fundadores de una forma definitiva como “Balompié”. No obstante, había otra forma más propuesta por Azorín, que quizás no llegase a ser muy utilizada o aceptada por sonar extraña, esta era “Piebalón”.

Continuara…

 

 

Saludos verdiblancos…

¡¡¡Viva el Betis Manquepierda!!!

 

COMMENTS

Leave a Comment